El amor de Dios nos transforma

 

El amor de Dios nos transforma

 

El corpus paulino, la obra de san Pablo al perdón lo llama la justificación por la fe ¿qué significa la justificación por la fe? que el amor de Dios nos transforma de tal manera.  Tú no te transformas a ti mismo porque la fuerza del pecado es tan grande y ya lo has experimentado que uno queriendo cambiar y no cambia. Hay cositas que uno puede cambiar, uno por ejemplo puede no decir una mentira, pero decidme ¿se puede sacar del fondo del corazón ese resentimientico hacia ese alguien que te hizo daño? ¿No es cierto que es dificilísimo? Y que vos queréis que esa persona te caiga bien y la volvéis a ver chiquitica y como que aparentas y pones carita simpática ay ¿cómo estás Maruja? Pero por dentro decís ¿por qué no te morirías? Y como que la única esperanza que le queda a uno es decirle al Señor, cambia vos esto que yo no soy capaz, porque hay lugares donde yo no llego, yo llego a ciertas cositas, yo puedo llegar a decir, hombre no tomo mañana pero quitar todo mi alcoholismo es un regalo de Dios, el que es alcohólico anónimo sabe que los doce pasos, nada más comenzando los doce pasos hay que abandonarse en un poder superior, porque el único que te puede sacar de este hueco es un poder superior, es más, si no hay esa fe en ese poder superior, casi seguro que no superas tu alcoholismo, porque hay cosas que vos no podéis cambiar, solo las puede cambiar Dios. Se lo pongo con otro ejemplo. Sácate de acá los malos deseos. Listo, vos por fuera podéis ser bien limpio y bien queridito y no toco nada y no deseo nada y pongo una cara de continuamente ya no estoy sauforizado aquí, pero por dentro es lo mismo? Pero por dentro estás… ¿y eso con qué se quita? No se quita. ¿Cómo se produce pureza? ¿Cómo? El único que puede cambiar mi corazón y me puede dar pureza es Dios. Yo no soy capaz. Le tienen que volver a hacer a uno. Eso dice san Pablo, la justificación por la fe es que Dios entra en el corazón de uno y fabrica un nuevo ser humano y ese nuevo ser humano es esencialmente justo.

Uno tiende a verse a sí mismo esencialmente torcido. Una palabra que usamos mucho los seres humanos, a mi me duele mucho esa palabra sobre todo cuando la escucho de boca de niñas y de niños, de adolescentes, me duele mucho esa palabra y es que cuando han cometido sus errorcitos de juventud, el niño o la niña, el adolescentico dice, soy sucio. Pues muy bien, Dios te hace limpio, porque ese es el poder de transformación del perdón, te constituye una nueva criatura. A eso el cuarto evangelio que es divino, el cuarto evangelio se cree esto tanto que a toda esta experiencia del amor y del perdón lo llama la vida, porque esto sí es la vida, lo que ustedes llaman vida no es vida, lo que ustedes llaman vida se enferma, lo que ustedes llaman vida le da gripa, le da diarrea y se muere. Lo que ustedes llaman vida se arruga. La vida verdadera es la vida de Dios y esa vida de Dios es esa transfusión de vida que nosotros recibimos cuando el amor de Dios llega a nuestros corazones y al llegar a nuestros corazones nos da una nueva vida que vence incluso a la muerte o como dice una hermosa poesía que aparece en la oración de la Iglesia, en la Liturgia de las Horas. Vino a la vida para que lo que antes era vida fuera más muerte que la misma muerte y para lo que antes era muerte fuera más vida que la misma vida.

Porque la vida de Él ha destruido la muerte y la vida de Él ha cambiado de tal manera nuestra vida, que esta vida que antes creíamos que era vida ya nos sabe a muerte al lado de la vida que hemos recibido en Él que vence toda muerte y triunfa haciendo que la vida sea bien vida. Por eso es que hablamos nosotros de que el evangelio es una buena noticia, es la buena noticia de que el Reino de Dios está en medio de nosotros, es la buena noticia de que Dios nos justifica, es la buena noticia de que ha llegado a nosotros la vida, de que no tenemos que morirnos sino que lo que hay en nuestro futuro es la vida. Un cristiano no tiene riesgo de morirse, un cristiano tiene riesgo de resucitar. De hecho cuando a uno lo amenazan de muerte, si es cristiano lo amenazan de resurrección. Pero a mí no me pueden dar la muerte, yo tengo la vida. ¡Qué diferencia cuando se vive la muerte desde la fe! Hace mucho tiempo cuando era todavía un seminarista comencé un grupo juvenil con unos muchachos del Calasanz de Bogotá, unos niños maravillosos. Era el año de 1983. Han pasado un montón de años y hoy en día son profesionales, están casados, hay uno de ellos maravilloso que es médico internista, un lujo de médico, una belleza de hombre. Es un hombre de oración, lleva un matrimonio precioso. Su mamá hace varios años estaba enferma de cáncer. En muchísimas familias el cáncer es una tragedia. En la familia de este señor, del doctor Juan Carlos el cáncer de su mamá era una dificultad pero siempre se vivió desde la fe, con una gran confianza en que sucedería lo mejor para todos. Se esperaba que la mamá muriera antes porque tenía cáncer, el papá estaba sano. Sin embargo a final del año pasado un día el papá se levantó por la mañana y se desvaneció, él médico le hizo todo el proceso de reanimación pero el papá murió en sus brazos. Tres meses después murió la mamá, y él no tiene hermanos, quedó solito en el mundo con su esposa y sus hijos. Evidentemente estaba triste. El hizo leer una cartica a un amigo porque él no era capaz de leerla y en la carta lo único que decía era una entrega confiada de sus seres amados al amor de Dios con la certeza de que lo que sucedió a través del cáncer y de la muerte no era muerte sino vida.

Juan Jaime Escobar

 

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Regalame tus pecados. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s